¿Cómo hacer un cuadro sinóptico?

Los cuadros sinópticos sirven para reflejar ideas o textos de forma gráfica; es decir, son estrategias perfectas para resumir y expresar cualquier tema de formar sencilla y condensada.

Elaborar un cuadro sinóptico puede parecer una tarea complicada, pero lo cierto es que es bastante sencillo. Si sigues estos pasos, es posible que realices uno en muy poco tiempo.

¿Cómo hacer un cuadro sinóptico?

Estudiar el tema y dividir

Lo primero que debemos tomar en cuentas antes de comenzar a elaborar el cuadro sinóptico es estudiar el tema que queremos plasmar en él. Una vez entendamos eso, solamente nos queda separar el tema principal de los subtemas y los complementos.

Elegir el sentido que queremos darle

Antes de comenzar a plasmar nuestras ideas en el cuadro sinóptico, debemos elegir el sentido que mejor se adapte a nuestras necesidades. Un cuadro sinóptico puede elaborarse de manera vertical (de izquierda a derecha) u horizontal (de arriba hacia abajo).

Conceptos claros y cortos

La idea de un cuadro sinóptico es resaltar conceptos o situaciones claves dentro del contenido del tema, por ello es fundamental el primer paso. Si no conocemos de qué va el contenido, no sabremos qué colocar dentro del cuadro.

Relacionar el contenido entre sí

Si el contenido que estamos desarrollando en el cuadro sinóptico es muy extenso y posee demasiados elementos relevantes, estos tienen que estar relacionados entre sí de forma ordenada. De esta manera, no habrá redundancia de contenido y no nos desviaremos del tema central.

Corchetes, llaves o figuras geométricas

Dependiendo del sentido que queramos darle a nuestro cuadro sinóptico, podemos escoger diversas formas de resaltar las ideas principales de las secundarias, siendo los métodos más comunes el corchete “[]”, las llaves “{}” o las figuras geométricas. 

¿Cómo hacer un cuadro sinóptico?

Consejos para realizar un cuadro sinóptico

Además de todo lo que explicamos previamente, para realizar un cuadro sinóptico de forma correcta es necesario tomar en cuenta algunos consejos. A continuación, procederemos a contarte los más importantes:

  • Sé específico: No introduzcas información innecesaria dentro del cuadro sinóptico, pues no solo puedes confundir el contenido, sino que estarás reduciendo el espacio para lo que realmente importa.
  • Entiende lo que has hecho: Una vez finalizado el cuadro sinóptico, revísalo y asegúrate de que su contenido puede ser entendido por terceras personas; de este modo sabrás que has hecho un buen trabajo.